• Precio rebajado

Zapatos de hombre Clarks 26131748

99,95 €
79,96 €
Impuestos incluidos
Color

ZAPATO PIEL NEGRA CORDONES

  • Modelo: 26131748
  • Referencia: 2401369

Cuidado de materiales

PIEL

Los zapatos de piel requieren, en primer lugar, un cepillado suave para eliminar el polvo. Además, si estuvieran muy sucios, se deben frotar después con un paño humedecido en agua que, a su vez, puede tener un pequeño contenido de jabón (existen también en el mercado productos limpiadores específicos para manchas). Si se hace esto último, hay que dejarlos secar lentamente, a temperatura ambiente y sin exponerlos al sol. Una vez limpios y secos necesitan ser nutridos con un betún o crema adecuados, permitiendo durante un rato que la crema o el betún hagan su efecto. Finalmente, hay que abrillantarlos o pulirlos con un cepillo y trapo suave (en ese orden). Esto restablece el color original y el brillo. Te recomendamos que no apliques exceso de betún. No por ello conseguirás más brillo o color en tus zapatos de piel.

Todo empezó en 1825 en el pequeño pueblo de Street en el condado de Somerset, cuando Cyrus Clark empezó a curtir mantas de piel de carnero. Su hermano James se unió a el en 1830, introduciendo zapatillas de andar por casa de piel de carnero.

La fabricación floreció poco después, impulsada por la compra en 1856 de las máquinas de coser inventadas recientemente por Singer. Uno de los primeros éxitos de comercialización fue la introducción de la línea higiénica que realizó William Clark, una colección que seguía la forma natural y la línea del pie y que consolidó la reputación de Clarks en la fabricación de calzado apropiado para el pie.

A principios del siglo XX, Clarks se expandió rápidamente bajo el liderato de John, Roger y Alice Clark. Introdujeron nuevas tecnologías y materiales, aprovecharon al máximo las economías de producción masiva y reaccionaron ante la moda variable y la aparición del tobillo de la mujer poniendo más énfasis en el desarrollo del calzado de señora.

Al final de la segunda guerra mundial hubo una espectacular expansión para Clarks cuando se introdujo en los mercados internacionales.

A principios de la década de los años 50, Nathan Clarks introdujo el modelo Desert Boot. Basado en las botas cómodas y sencillas que sus amigos oficiales de la armada encontraron en los bazares de el Cairo, la bota tenía personalidad y rápidamente se ganó su popularidad a nivel mundial. En la década de los años 60 le siguió el modelo Wallabee de Lance Clark - un mocasín que estaba destinado a convertirse en otro clásico de Clarks.

En la década de los años 60, hubo otro éxito espectacular para el calzado de niño de Clarks, ya que sus características únicas de ajuste establecieron la norma general para la comodidad y el calce.

Durante la década de los años 70 la inversión de Clarks en la investigación tecnológica dio sus frutos con la introducción del poliuretano como material de suela, lo cual aportó increíbles ventajas para el confort de los usuarios de Clarks. La tecnología del poliuretano, sumamente ligero y aún así virtualmente indestructible, estableció la base de muchas líneas de producto con éxito, desde los polyveldts en la década de los años 70 hasta los últimos productos de las líneas de Active Air y Springers, que incorporan el almohadillado de aire dentro de las suelas de poliuretano.

Clarks experimentó un notable crecimiento en el Reino Unido en el transcurso de este periodo con el establecimiento de la principal cadena de tiendas al por menor y una expansión mundial también acelerada, especialmente en EEUU. En la actualidad, 179 años después de que todo empezara, Clarks ¡es hoy en día la marca número 1 de calzado a nivel mundial!

Puede que también te guste